En su día una hamaca para bebé era una especie de alternativa, opcional, para solucionar ciertos problemas del día a día con un bebé. Hoy en día este complemento, se ha convertido en popular entre cuidadores y padres de todo el mundo. Tener una hamaca para bebé ya es casi un esencial en la aventura de tener y criar a tu hijo.

Pero, ¿que es una hamaca para bebés?



Como su propio nombre indica, una hamaca para bebés es literalmente eso, una silla/hamaca para los más pequeños de la casa. Las hamacas de bebé están pensadas para ofrecer al bebé una sensación similar a la del útero materno. Cuando pones a tu bebé en una de estas hamacas se sentirá arropado y cómodo. Además el movimiento que suelen ofrecer las hamacas para bebés es muy parecido al balanceo que el niño vive durante el embarazo.

Todo esto hace que cuando tu hijo esté en una hamaca para bebé, se sienta seguro y en un ambiente familiar que ya conoce.

¿Es segura una hamaca para bebé?

La respuesta es un rotundo sí. Una hamaca para bebé está fabricada y diseñada con materiales resistentes y duraderos. Su ergonomía suele ser ideal para el bebé y su seguridad. Además, prácticamente todos los modelos actuales de hamaca para bebé disponen de accesorios de seguridad extra, como por ejemplo arneses de varios puntos.

Es importante que a la hora de escoger una hamaca para bebé, revises bien las especificaciones. Está claro que hoy en día en el mercado, existen marcas de renombre que fabrican hamacas para bebé increíbles, pero a veces sus precios son demasiado elevados. Con esto queremos decir, que no es necesario adquirir una de las hamacas más caras del mercado, a veces menos es más, así que es importante que revises bien todo antes de realizar tu compra.

Aspectos a tener en cuenta al comprar una hamaca para tu bebé.



¿Cuánto peso soportará la hamaca?

Este es un valor importante que debes conocer para evitar posibles sustos en un futuro. La mayoría de las hamacas para bebé vienen preparadas para usarlas durante los primeros meses de vida del niño. Algunas soportan hasta 15-16 kg de peso, pero otras apenas llegan a los 9 kg. Es importante, como te dijimos anteriormente, que leas bien las especificaciones.

También tendrás que tener en cuenta si la hamaca está preparada para su uso desde el nacimiento o no.

Hay una serie de hamacas para bebé que se les denomina hamacas evolutivas. Este tipo de hamacas tienen la peculiaridad de transformarse y adaptarse al crecimiento del niño. En este caso es más probable que la hamaca soporte algo más de peso.

¿Cómo están diseñadas las hamacas de bebé?

Gracias al constante esfuerzo en investigación, diversos estudios y varias pruebas con el paso de los años, las hamacas para bebé han sufrido una evolución brutal. El diseño está completamente volcado a la seguridad y bienestar de los bebés. Sus formas, normalmente ergonómicas, acogerán a tu hijo con delicadeza.

Toda hamaca para bebé tiene que estar pensada para que el niño no pueda girarse ni caerse de la misma. A su vez, los tejidos que se usan en su fabricación son especiales para la delicada piel de los más pequeños y suelen ser fácilmente desmontables para mantener la mejor higiene.

El pie de una hamaca de bebé suele ser la evolución de la estabilidad. Como ya te dijimos anteriormente en este blog, es importante que revises fotografías y especificaciones para que así encuentres la hamaca que mejor se adapte a tus necesidades y las de tu bebé.

Principales beneficios de usar una hamaca para bebé.

No hay ninguna duda al respecto de que cuando los padres adquieren una hamaca para bebé sus posibilidades aumentan en un 110%. Es imposible no ver los grandes beneficios que nos aportan las hamacas para bebé.

En primer lugar, una hamaca para bebé está pensada para que tu puedas tener a tu hijo cerca y vigilado pero que a su vez puedas realizar tus tareas diarias. Con una hamaca para bebé esto es posible.

En segundo lugar, está demostrado, como ya explicamos en este otro artículo, que el balanceo ayuda mucho a los bebés a relajarse. Esto es debido a que ese movimiento es muy similar al que tienen en el vientre materno. Las hamacas para bebé tienen esa peculiaridad, su balanceo es suave y adaptado al confort, tanto de manera automatizada como el balanceo propio al moverse el niño.



Una hamaca para bebé le brindará a tu hijo un ambiente acunado. Como dijimos esto le proporciona al niño una sensación de seguridad. Además en una hamaca para bebé el peso del niño está perfectamente distribuido lo que provoca menor tensión en su musculatura y articulaciones, minimizando el riesgo de ciertos problemas posteriores.

En una hamaca para bebé tu hijo dormirá boca arriba y con la cabeza elevada, esto es bastante útil para los bebés que sufren de problemas digestivos, por ejemplo.

Otra de las ventajas o beneficios de usar una hamaca para bebé es que no sólo podrá descansar o dormir en ella, si no que podrá jugar, formar parte del entorno, balancearse por sí solo y/o realizar ciertas actividades como comer en ella. Sin duda, una hamaca para bebé es el accesorio más versátil que existe.

Por último y no menos importante, decir que las hamacas para bebés son fácilmente transportables, que se suelen plegar con facilidad y ocupan muy poco espacio a la hora de guardarlas.

Como puedes observar las posibilidades de una hamaca para bebé son infinitas. Con una hamaca para bebé tú estarás contento y tu bebé también. Es la mejor forma de tener a tu bebé cerca, disfrutando de todo su entorno o descansando mientras tu sigues con tu día a día.

Comparte esta entrada

Comentarios (0)

Sin comentarios