<

El año pasado os hablamos de como pasar las Navidades con un bebé, pero qué pasa si te han dado fecha de parto justo en estas fechas tan señaladas para todos. Salir de cuentas a las puertas de las Navidades quizás te cree un conflicto que debes evitar, es importante que estés tranquila y preparada para cuando vayas a dar a luz. Con este artículo queremos ayudarte a poner un poco de orden en todo lo que envuelve al nacimiento junto a las Navidades.

Es posible que la coincidencia de fechas pueda hacernos gracia al principio pero conforme se acerque empezaremos a preocuparnos por todo lo que nos rodeará de repente.



REUNIONES FAMILIARES

Es primordial organizarse bien para que el parto y el postparto en Navidad no supongan un quebradero de cabeza más. En cuanto al hospital no te preocupes, allí nunca es fiesta y aunque des a luz en noche buena o durante las campanadas, tendrás todas las atenciones que necesites como cualquier otro día del año.

Quizás no vaya a ser el mejor momento para ser la anfitriona de ninguna de las cenas o comidas de estos días. Estas Navidades lo mejor para vosotros será que únicamente vayáis como invitados. Esto no quita que si queréis hacerlo en vuestra casa, no lo hagáis, pero puedes dejar que otras personas se ocupen de la organización y las comidas. Tu misma te darás cuenta que no puedes con todo.

Es muy probable que tengas a la familia lejos y que tengas que hacer un viaje para pasar con ellos estas fiestas. Esto tampoco es algo muy recomendable si estás cerca de salir de cuentas. En el caso de que ya hayas dado a luz, recientemente, el problema será muy similar. En dependencia de cómo haya ido el parto lo que necesitarás es el menos jaleo posible, moverse más bien poco y no tener preocupaciones extras. Todo esto podrá variar según como te encuentres tú, es importante que escuches a tu cuerpo.

En caso de que finalmente tengas que hacer algún desplazamiento mayor, asegúrate de llevar todo lo que vas a necesitar para ti y para tu nuevo bebé. Una cuna de viaje, el carrito del bebé, biberones, calienta biberones, esterilizadores, chupetes y un largo etcétera deberán formar parte de tu equipaje.



PREPARATIVOS PRE PARTO

Una cosa que tienes que tener lista cuando llegue el momento es la maleta y la bolsa del bebé para cuando tengas que salir hacia el hospital. Esto tendrás que hacerlo mínimo un mes antes de la fecha que te han dado como aproximada al día del parto.

Tener una fecha probable para tu parto no significa que el nacimiento vaya a producirse justo ese día. Por esto, es necesario que te tomes las cosas con calma. Cualquier exceso tu cuerpo lo acogerá más fuerte que en tu vida normal, come y cena ligero, no trasnoches ni te canses en exceso. El cúmulo de estas cosas puede producirte un estrés que es innecesario en estos momentos.


REGALOS NAVIDEÑOS PARA EMBARAZADAS


No todo van a ser cosas malas, puedes aprovechar que la fecha de parto está estipulada para antes o durante de las Navidades, época en la que suelen hacerse muchos regalos, para presentar a tu familia y allegados una lista de cosas que necesitarás para ti y tu bebé.

Es muy típico que en Navidad y Reyes Magos se hagan regalos de todo tipo, así que es un momento ideal para hacerles llegar tu lista de nacimiento. Ayudarás mucho a no hacerles pensar en que comprarte, que necesitas, etc.

Las listas de nacimiento son ideales para exponer tus necesidades como futura mamá o como futuros padres. Además podrás poner regalos de todo tipo y de diferentes precios, para el alcance de los bolsillos de cualquier allegado.



EL POSPARTO EN NAVIDAD

Si finalmente llega la fecha tan esperada en plenas Navidades tienes que tener claro que todo va a pasar a ser muy diferente. Es posible que tu familia quiera visitarte, tanto en casa como en el hospital, siendo esta segunda opción bastante más difícil por la pandemia que todavía estamos viviendo. No debes preocuparte por esto e intentar reducir esas visitas al mínimo o espaciarlas un poco en el tiempo. Es muy probable que no tengas ganas de tanto lío, de ver a todo el mundo, tu pareja deberá ayudarte a gestionarlo todo de una forma equitativa y lo más cómoda posible para ti.

Por lógica tampoco será el momento en el que vosotros tengáis que salir de visita. Esto dependerá de cómo te vayas encontrando. Tu estado de ánimo y tu vitalidad dependen mucho para actuar de una forma u otra en estos aspectos.

Todos sabemos que para la gran mayoría las fiestas navideñas suponen ciertas obligaciones extraordinarias que no tenemos porqué cumplir a rajatabla, sobre todo en una situación como el nacimiento de un bebé. Procura disfrutar del momento, vivelo tranquilamente junto a los tuyos y no te agobies por cosas que al final no van a tener tanta importancia como ese nuevo miembro de la familia.

Comments (0)

Sin comentarios