Cunas de viaje

CUNAS DE VIAJE

Las cunas de viaje son el complemento esencial para viajar con un bebe. Cuando nos movemos con un recién nacido hay que evitar excesivos cambios en su día a día. Si eres de los que les gusta salir de casa a menudo, disfrutar del mundo o simplemente ir a visitar a familiares en otras ciudades a cientos de kilómetros, es muy recomendable que lleves contigo una cuna de viaje. Con este tipo de cuna plegable, el bebe tendrá asegurado un feliz y seguro descanso.

Una cuna de viaje o cuna portátil puede convertirse en un elemento esencial en la organización familiar. Preparar unas vacaciones o una salida que conlleve pasar la noche fuera de casa puede resultar tedioso, ya que hay muchos alojamientos que no disponen de cunas, la búsqueda de un buen lugar para descansar puede convertirse en una pesadilla. Por este motivo o incluso para acudir a casa de cualquier familiar y facilitar las cosas, es muy recomendable comprar una cuna de viaje.

El bebe, esté donde esté, necesita disfrutar de un buen descanso, esto hará que tanto el bienestar del niño como el vuestro propio sea óptimo y os sintáis mucho mejor. El papel de la cuna de viaje es precisamente este, aportar las mejores condiciones para el bebe a la hora de dormir.

Este tipo de cunas, las cunas de viaje o cunas plegables, están diseñadas y preparadas para el trote de cualquier viaje. Las cunas de viaje poseen una serie de características que las distinguen de la cuna convencional. Son cunas más ligeras, plegables, de tamaño inferior a las tradicionales y algunas se pueden usar como parque de juegos.

En el mercado hoy en día, existen cunas de viaje de distintas marcas, colores, materiales, etc. Descubre nuestro catálogo de cunas de viaje y escoge la que mejor se adapte a tus necesidades.

EXISTE LA MEJOR CUNA DE VIAJE

La mejor cuna de viaje existe, es aquella que mejor se adapte a ti, a tu bebe y a las necesidades de vuestros viajes. Básicamente existen dos tipos de cunas portátiles, las cunas tipo nido y las cunas de viaje tradicionales. Los primeros, nidos de viaje, están encarados únicamente para los más pequeños. Podrás utilizarlos desde que nacen hasta que el bebe ya logre incorporarse por sí solo. Suelen ser completamente textiles y ligeros, su base es plana y no llevan patas. El uso de este tipo de cuna de viaje será muy limitado.

La segunda opción, las cunas de viaje tradicionales se pueden usar también desde el nacimiento del bebé y te durarán algo más de tiempo, ya que algunas, también pueden utilizarse como parque cuna o parque infantil. Este tipo de cuna de viaje están elaboradas con paredes de tela y malla. Algunas incluyen un cambiador en la parte superior e incluso un nivel para elevarlas cuando el bebe todavía sea muy pequeñito.

Dentro de las cunas de viaje tradicionales podrás encontrarlas de dos tipos. Las cunas de viaje plegables y las cunas de viajes desmontables. Una cuna de viaje plegable es más ligera y se puede recoger de forma fácil. Están diseñadas para ocupar el mínimo espacio posible. Las cunas de viaje plegables pueden resultar muy prácticas y funcionales para viajar, pero quizás, si el bebe es más grande y activo, este tipo de cuna resulte poco resistente.

Las cunas de viaje desmontables, por el contrario, son más pesadas y algo más difíciles de transportar. Esto podría suponer un gran inconveniente, pero estas cunas de viaje son mucho más resistentes y duraderas, soportará el trote de un niño más mayor y mucho más activo. Además una cuna de viaje desmontable podrás usarla con mayor seguridad como parque de juegos.


CONSEJOS PARA COMPRAR UNA CUNA DE VIAJE

Llegados a este punto, es importante conocer ciertas características para elegir la mejor cuna de viaje. Ya hemos comentado que existen las cunas de viaje plegables y las desmontables, pero dentro de estos tipos de cuna de viaje, existen ciertas características que te ayudarán a elegir la mejor cuna de viaje.

A la hora de elegir una cuna de viaje será importante que tengas en cuenta diferentes factores: seguridad, tamaño, montaje, confortabilidad, etc. Estas características vienen determinadas por ciertos accesorios o extras que suelen llevar las cunas de viaje.

Confortabilidad: Es importante que tu bebé esté lo más cómodo posible, esto se consigue con una buena colchoneta o colchón de cuna de viaje. Llevar una colchoneta adicional puede dar un toque de comodidad extra al bebe. También debes pensar en lo que sea más cómodo para ti. Las cunas de viaje suelen incorporar dos ruedas en uno de los lados para facilitar el movimiento y poder manejarla sin complicaciones.

Seguridad: Una cuna de viaje tiene que ser segura. Existen cunas con cuatro o seis patas, se recomiendo escoger una con 6 patas porque será mucho más estable. Los materiales en los que esté fabricada la cuna de viaje también son esenciales, busca resistencia y durabilidad a partes iguales.

Tamaño y Montaje: Existe una medida estándar en las cunas de viaje, es 60 x 120 centímetros. La mayoría de modelos y marcas ofrecen cunas de viaje con esta medida o muy cercana. También tendrás que tener en cuenta el tipo de plegado, para saber si ocupan más o menos espacio a la hora de viajar y llevar un bulto más. Suele ser muy útil que la cuna de viaje tenga funda de transporte, esto ayudará a que ocupe menos espacio quedando mejor recogida. Busca la cuna de viaje que tenga un plegado y desplegado sencillo o un montaje y desmontaje práctico y rápido.

Extras: Hay cunas de viaje que disponen de ciertos extras como cambiador o una posición elevada para los recién nacidos. El elegir comprar una cuna de viaje u otra ya dependerá de tus preferencias. La gran mayoría de cunas de viaje también podrán utilizarse como parque infantil.