Sillas Acontramarcha

SILLAS CONTRAMARCHA

Las sillas contramarcha son el método más seguro para los bebés. Las estadísticas demuestran que viajar de espaldas a la marcha es cinco veces más seguro que ir hacia delante. En los países donde esta medida ha sido adoptada, tienen los índices más bajos de mortalidad infantil en carretera.

Una silla a contramarcha es un 500% más segura que una silla de frente con arnés. Para los bebés más pequeños, siempre será mejor opción las sillas contramarcha.

Hay tres factores que entran en juego a la hora de un posible impacto. El tipo de impacto, los más graves suelen ser los frontales y frontolaterales. Por este motivo, los sistemas de seguridad se desarrollan para garantizar su eficacia sobre todo este tipo de colisiones. La energía generada en un impacto. Un Kg de peso a 50 Km/h, en caso de frenazo brusco se convierte en 32 Kg. Las características del cuerpo sometido al impacto. Para proteger a un niño, debemos conocer cuales son sus partes más vulnerables. Los padres no siempre somos conscientes de las diferencias morfológicas existentes entre nosotros y nuestros hijos.

Cualquier bebe o niño debería viajar en una silla contramarcha como mínimo hasta los 4 años de edad, pero aun así se recomienda llevarlos en esta posición el mayor tiempo posible, mientras haya dispositivos adecuados para su peso y altura. El primer país que adoptó esta medida fue Suecia. Allí los niños llevan viajando de espaldas más de 40 años.

Por suerte, hoy en día, existe gran variedad de SRI a contramarcha en España. Podrás escoger la silla contramarcha más adecuada para tu pequeño e incluso encontrar aquella que le permita viajar a contramarcha el mayor tiempo posible, de manera cómoda y segura.