Sillas de Paseo Ligeras

SILLA DE PASEO LIGERA

Una silla de paseo ligera es uno de los artículos que pertenecen a la lista de imprescindibles cuando tenemos un bebé en casa. En general, en el mundo del bebé y la puericultura, el uso de las sillas de paseo está recomendado a partir de los 6 meses de edad, aunque todo dependerá de la evolución del niño. Hay que tener en cuenta que con una silla de paseo ligera tu bebé adoptará una postura más erguida y es necesario que ya tenga un mayor control sobre sus movimientos.

Aunque su propio nombre ya nos indica una de sus principales ventajas, una silla de paseo ligera, tiene un sin fin de características muy interesantes. Este tipo de sillas de paseo son muy cómodas de transportar por su bajo peso, son fáciles de plegar y normalmente ocupan muy poco espacio. Las sillas de paseo ligeras son la mejor opción para muchas situaciones diarias.

¿Cuándo usar una silla de paseo ligera?

Cuando tu hijo ya empieza a dar sus primeros pasos, una silla ligera te resultará mucho más cómoda, y no sólo a ti, si no que a tu bebé también. Podrás subirlo a la silla cada vez que se canse de caminar. Esto nos lleva a una de sus mayores cualidades, la ligereza, no te costará nada llevarla aunque tu hijo no la use continuamente.

Otro momento ideal para pasar a una silla de paseo ligera es cuando veas que tu bebé prefiere estar erguido que tumbado, cuando necesita poder ver el mundo que le rodea. Esto lo notarás muy fácilmente ya que tu propio hijo intentará mantener la postura.

Si has decidido tener un segundo hijo, las sillas de paseo ligeras son perfectas para usarlas con el mayor y dejar el carrito de bebe más pesado para el nuevo miembro de la familia. Además con una silla de paseo ligera esos paseos breves serán mucho más agradables y sencillos. Por el contrario, si sueles viajar mucho, una silla de paseo se convertirá en tu mejor accesorio. Primero porque llevarlo en el maletero no supondrá un problema, ocupa poco espacio, segundo porque te permitirá poder hacer excursiones largas con tu pequeño ya que podrá sentarse cada vez que se canse, evitarás tener que cogerlo en brazos cada dos por tres.

Son muchas las situaciones que podríamos mencionar para el uso de una silla ligera pero es más fácil que tu mismo lo pongas en práctica. Conforme el niño crezca, la silla de paseo ligera será tu mejor aliado

¿Qué aspectos tengo que tener en cuenta para elegir la mejor silla de paseo?

En el mercado encontrarás muchos modelos de sillas de paseo ligeras y puedes volverte un poco loco a la hora de escoger, por esto queremos dejarte algunas características que tendrás que tener en cuenta.

¿Silla de paseo de tres ruedas o silla de paseo de cuatro? Quizás esta sea una de las primeras cosas en llamar la atención cuando buscamos sillas de paseo ligeras. Normalmente este aspecto suele tratarse más una elección de estética, porque al final aquello que compramos nos tiene que gustar, pero si nuestra silla de paseo tiene que tener tres o cuatro ruedas va mucho más allá. Una silla de paseo ligera con tres ruedas será mucho más manejable en los giros pero el carro será mucho más ancho que en una de cuatro ruedas. El tipo de rueda posiblemente sea distinto y por tanto sirvan para terrenos habituales muy distintos, antes de escoger sólo por estética fijate bien en sus cualidades.

Otro aspecto súper importante es el sistema de plegado. Una silla de paseo ligera debe disponer de un sistema de plegado sencillo y rápido. La mayoría de sillas de paseo ligeras cuentan con un plegado estilo paraguas aunque cada vez cuentan con cierres más sencillos y originales. Algunas sillas de paseo ligeras, sólo con apretar un botón y tirar de una cuerda quedarán completamente reducidas hasta la mitad de su tamaño.

Existen sillas de paseo con manillar doble o de barra, es decir hay sillas de paseo ligeras que se agarran por dos asas y otras que se llevan sólo con una barra. Para el plegado es mejor la primera opción pero la segunda ofrece mejores posibilidades de manejo, sobre todo para maniobrar con una sola mano. En este aspecto todo dependerá de cómo vayas a usar tu silla de paseo.

No cabe duda que llegados a este punto, aunque hablemos en todo momento de sillas de paseo ligeras, el peso es algo que tenemos que tener muy en cuenta a la hora de escoger. En el mercado hay sillas de paseo muy ligeras y otras no tan ligeras. A veces la diferencia está en la estética y los detalles, que son los que hacen que una silla de paseo pese más. Fijate bien en todas las características de la silla antes de escoger, quizás un simple detalle marque mucho la diferencia en tu silla de paseo.

Por último y no menos importante, la cesta y el tipo de ruedas es otra cosa a tener en cuenta. Existen sillas de paseo con cestas verdaderamente pequeñas y otras con cestas de tamaños considerables, aquí dependerá mucho de todo lo que necesites llevar en ellas. En cuanto a las ruedas, las más pequeñas suelen ser ideales para entornos urbanos. Las ruedas más grandes y con aire, son las que se usan más en terrenos complicados. Busca la que mejor se adapte a tu entorno.

En definitiva y resumiendo, deberás conocer, el peso, el tipo de ruedas, el manillar, el sistema de plegado, el número de ruedas y quizás que tipo de accesorios posee. Hay sillas de paseo con manillar regulable, que incluyen protector para la lluvia o barra frontal como extra de protección, entre otras cosas, ya todo será cuestión de gustos y necesidades. Elige en nuestro catálogo la silla de paseo ligera que mejor se adapte a ti y a tu bebe.